INFORME SOBRE LAS ENSEÑANZAS SUPERIORES DE ARTES ESCÉNICAS EN LA CAV: DIAGNÓSTICO PRELIMINAR (15-3-2006)

INFORME SOBRE LAS ENSEÑANZAS SUPERIORES DE ARTES ESCÉNICAS EN LA CAV: DIAGNÓSTICO PRELIMINAR (15-3-2006)

En el Plan Vasco de Cultura aparece esta temática como una de las acciones a potenciar por el Departamento de Cultura, aunque está condicionada a que también la contemplen las instancias competentes: la UPV-EHU para el ámbito de postgrado y, sobre todo, el Departamento de Educación para el global de temas implicados en la enseñanza obligatoria, bachillerato y superior.

 La misión de este documento es aportar un punto de vista constructivo para las partes, en orden a una decisión tanto de Educación como de Universidad en una dirección compartida, y a la que coadyuvaría Cultura que, en este campo, tradicionalmente ha tenido, entre otras labores, la función de subvencionar espectáculos artísticos, así como las escuelas teatrales o de danza. ——-

I.-INTRODUCCIÓN: EL CUADRO GENERAL

Se aborda aquí la cuestión de los estudios superiores de Arte Dramático y de Danza y que, siendo bastante complementarios, los consideraremos como un todo, como Artes Escénicas.

En el campo de los estudios superiores artísticos, y en distintas fases, se apostó en la CAV por dar entrada a la enseñanza universitaria o superior de la Literatura (en la alavesa Facultad de Filología y Geografía e Historia en sus distintas filologías y en Historia del arte y, tangencialmente, en la Facultad de Ciencias de la Comunicación en Leioa…), de las Artes Plásticas y Visuales (Facultades de Bellas Artes y de Ciencias Sociales y de la Comunicación, en la especialidad Audiovisual) y, posteriormente, la Música (Musikene, en Donostia).

Todo ello ha permitido una oferta de titulaciones importante que, además de regenerar nuestra producción cultural llevándola más allá de nuestras fronteras (pintura, escultura e instalaciones de prestigio, cine, videocreación, televisión, música contemporánea, coros…) ha potenciado recursos humanos que hoy ofrecen sus servicios en distintas partes del mundo. En Diseño, hay algunos centros que cumplen un papel de cursos de postgrado en forma de master o especialización[1].

Hoy cabe decir que falta la imprescindible cuarta pata en la mesa de las artes –las artes escénicas- y que alimenta a todo el sistema cultural, incluido especialmente el industrializado (televisión, video, cine, publicidad, espectáculos de todo tipo…) y el espectáculo.

La potencia creativa e interpretativa del sector vasco de las artes escénicas es un hecho. A pesar de las circunstancias, ha sabido crecer y ser referencia fuera de nuestro país (grupos de teatro, dirección de cine, múltiples intérpretes, bailarines y bailarinas de renombre, escenografías, obras de calidad….). Como reflejo de esa base y de la necesidad de catapultar sus potencialidades hoy es unánime, en todas las ramas del sector, la demanda de estructuración de la transmisión del conocimiento artístico en todos los niveles educativos (general obligatorio, bachillerato artístico y profesional y estudios superiores de grado y postgrado) y la dignificación de la profesión sacándola del autodidactismo. Esa demanda no puede sino ser atendida so pena de entrar en una deriva crítica o de despilfarro de un capital humano acumulado a transmitir a la generación joven actual.

Además el colectivo profesional se ha planteado correctamente que la intervención pública debe dirigirse en primer lugar a la formación. Es unánime en la conveniencia de una Escuela Superior de las Artes Escénicas en donde se impartan las carreras regladas en teatro y danza (último tramo), y en la que se puedan cursar todas las disciplinas, incluso con estudios de interpretación, dirección, dramaturgia, escenografía y tecnología del espectáculo. Y es también la ocasión para, yendo hacia atrás en el sistema educativo, repensar el lugar de las artes en general y de las escénicas en particular en los distintos niveles educativos.

La coyuntura actual es propicia. La coincidencia de distintos tipos de agentes en la misma dirección convierte esta ocasión en única. Así lo indican una antigua demanda hoy actualizada del sector que además ha consensuado sus líneas de trabajo; un informe que ya en el 2002 establecía los diagnósticos básicos (S. Burutxaga, por encargo de Educación)[2]; una propuesta contemplada en el Plan Vasco de Cultura por reclamación del sector; un aliento desde el nuevo rectorado de la UPV; una irrupción de las instituciones públicas en apoyo de iniciativas docentes; una nueva Consejería de Educación con nuevas ideas…Todos ellos son elementos que van todos en la misma dirección.

II.- BREVE ANÁLISIS DE SITUACIÓN

    Nuestro retraso en materia de educación en artes escénicas es proverbial, tanto en lo que se refiere al sistema reglado (ESO y bachillerato general y artístico) como en los estudios superiores especializados y en la Universidad.

2.1.            Situación en Europa y Estado Español

Cabe establecer algunas comparaciones.

    Ya en 1998-99 los estudios más significativos en artes escénicas se daban en 70 Universidades del Reino Unido que ofrecían cursos en Arte Dramático (486 cursos) y 30 en Danza (237 cursos). Asimismo, en número de estudiantes en estudios superiores de artes escénicas, destacaban Francia (2.276 en danza y 3.259 en teatro) u Holanda (414 en danza y 1.144 en teatro)[3].

En España ha habido un notable retraso al respecto pero en la última década, ante la constatación de la demanda de aprendizajes en escenografías, dirección e interpretación, se han puesto en marcha Centros de Estudios Superiores de Arte Dramático, en forma de centros públicos en Sevilla, Málaga, Córdoba, Murcia, Valencia, o la más reciente Escuela Superior de Arte Dramático del Principado de Asturias (2005), y que acompañan a los estudios más potentes y consolidados de Madrid (centro público) y Catalunya (Institut del Teatre de Barcelona es una entidad autónoma que depende de la Diputación de Barcelona).

También se han dado apuestas algo más modestas como el Centro Superior Autorizado de Arte Dramático- Escuela de Actores de Canarias en Las Palmas y la Escuela Superior de Arte Dramático de Tenerife (EAC) (privados con apoyo público). En marzo del 2006 se ha aprobado la creación de una Fundación para la implantación de la Escuela Superior de Arte Dramático de las Islas Baleares, a iniciar el próximo curso en las especialidades de Interpretación (Interpretación textual) y Dirección de Escena y Dramaturgia (Dramaturgia) en el 2007.

Nuestros conciudadanos más vocacionales hubieron de acudir todos estos años a ese tipo de centros, o realizar un aprendizaje autodidacta, una vez acabados sus estudios teatrales o de danza en las escuelas privadas no regladas vascas.

Como se ve en el cuadro 1, relativo al curso 2004-05, hay algunas comunidades que han hecho una apuesta fuerte por la enseñanza superior en artes escénicas: Andalucía, Catalunya, C. Valenciana o Madrid. En todos los casos el interés es doble por el arte dramático y la danza en grado superior, dándose la circunstancia paralela que esa sensibilidad también se aprecia hacia atrás en la secuencia educativa anterior (21 escuelas elementales de la Comunidad Valenciana, 8 elementales y 7 medias de Andalucía, 56 elementales y no regladas de Catalunya o las 40 de danza de Madrid)[4].

Cuadro 1. Nº de Escuelas en Artes Escénicas

  ESCUELAS DANZAELEMENTAL ESCUELAS DE DANZAGRADO MEDIO ESCUELAS DE DANZANO REGLADAS ESCUELAS DE DANZAGRADO

SUPERIOR

ESCUELAS DE ARTE DRAMATICO Total ARTES ESCENICAS SUPERIORES

(A.Dramático+Danza)

Andalucía 8 7 2 1 3 4
Aragón 1 1 2 - - -
Asturias 1 1 - -

1

(2005)

1
Baleares 2 1 - -

 (en 2007)

-
Canarias 1 - 5 - 2 2
Cantabria 3 1 3 - - -
Castilla y León 1 - - - - -
Castilla-La Mancha 1 2 8 - - -
Cataluña - 3 53 1 1 2
C. Valenciana 21 6 7 2 1 3
Extremadura(datos de 2002) 12 5 - 1 - 1
Galicia 5 3 11 - -  
C. de Madrid 5 4 31 2 1 3
R. de Murcia 5 1 - - 1 1
Rioja - - - - - -
C. F. de Navarra - - 1 - - -
País Vasco 2 1 - - - -
Total 

 

68 36 123 7 9+1 17

Fuente: elaboración propia con datos del MEC de 2004-05 y nuevos

En el Estado Español no hay ninguna Universidad que ofrezca una enseñanza profesional global aunque, en algunos casos, cubren la parcela del Tercer Ciclo, de la Investigación y de la colaboración con un algún Instituto o centro superior de Artes Escénicas.

En Barcelona hay un Doctorado en Artes Escénicas con la intervención del Institut del Teatre y tres de las grandes Universidades catalanas. En Arte Dramático la Universidad de Valencia tiene un curso de Doctorado sobre “Teatro y literatura española”. La Universidad de La Coruña tiene una Diplomatura en “Pedagogía teatral”. Hay asignaturas relativas al Teatro en los doctorados de distintas Universidades.

La vinculación entre un Instituto privado o semipúblico y una Universidad es bastante frecuente. Así el Instituto Superior de Danza “Alicia Alonso” está adscrito a la Universidad Pública Juan Carlos I de Madrid, y oferta el título Superior de Danza y, al mismo tiempo, es un título propio de la Universidad. Igualmente imparte cursos de postgrado y quiere implantar un Doctorado con especial incidencia en la investigación. También hay otros títulos propios de Danza en algunas universidades. Igualmente es el caso de la Universidad Complutense (con la cátedra Alicia Alonso), la Universidad de Alicante o la Facultad de Artes de la Universidad de Elche (Pedagogía de la danza clásica y contemporánea, Interpretación de danza Contemporánea o Creación Coreográfica con más de 250 créditos en cada especialidad).

En el curso 2004-2005[5], -ver Cuadro 2- los 9 centros superiores operativos en el Estado Español contaban, según las estadísticas del MEC, con 433 profesores y 1.596 alumnos/as, lo que hace una media por centro de 48 profesores y 177 alumnos[6].

 

En enseñanza reglada de Danza en Grado Superior LOGSE había aún pocos centros (Andalucía, Catalunya, C. Valenciana, Extremadura y Madrid…) con 419 alumnos/as, mientras que en Arte Dramático era casi cuatro veces más.

Cuadro 2. Número de centros, que imparten DANZA Y ARTE DRAMATICO y profesorado y alumnado.

Estado Español. Curso 2004-05

 

Centros públicos

Centros privados

TODOS los centros

Profesorado

Alumnado

ENSEÑANZAS DE LA DANZA 

 

 

 

876

 

                          Enseñanzas de la Danza. Grado Elemental

23

33

56

-

3.904

Enseñanzas de la Danza. Grado Medio

20

11

31

-

2.668

Enseñanzas no regladas de la Danza (1) 

55

68

123

-

13.867

ENSEÑANZAS DE LA DANZA GRADO SUPERIOR

5

1

6

-

419

ESCUELAS DE LA MUSICA Y DANZA(1) 

-

-

-

7.900

-

ENSEÑANZAS DE ARTE DRAMATICO

8

2

10

433

1.596

total

111

115

226

9.209

22.454

Fuente: Estimación propia con datos del MEC Curso 2004-05

(1) Enseñanzas no conducentes a títulos con validez académica o profesional, impartidas en escuelas reguladas reglamentariamente por las

Administraciones Educativas.

 Con todo el movimiento es más de fondo, ya que los estudios en Danza y Arte Dramático, en su conjunto y en todos los niveles de base han dado un salto cualitativo en los últimos años en el Estado Español (20.000 alumnos y alumnas), lo que sin duda crea un sustrato para un crecimiento significativo de los estudios superiores en los próximos años.

2.2. Situación en Euskal Herria

En la CAV el panorama es preocupante. No hay centros públicos o privados, que impartan estudios reglados de Arte Dramático. En Danza, en cambio, se imparte el ciclo elemental en Bilbao y Gasteiz, y también el ciclo medio en el Conservatorio Municipal de Vitoria-Gasteiz. Tomando las Artes Escénicas como un todo no hay ninguna oferta reglada para la formación de profesionales superiores.

En Arte Dramático, hay seis Escuelas de Teatro, la mayoría privadas, por lo general sin ánimo de lucro, con vocación de servicio cultural público y que se financian con subvenciones municipales y del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco.

El taller de Artes Escénicas de Gasteiz es un servicio de la Diputación centrado en Interpretación. Barakaldo Antzerki Ikastegia, vinculado al teatro de Baracaldo y en locales municipales, trabaja en interpretación y dirección. La Escuela de Teatro de Getxo, se financia con matrículas y subvenciones, y se especializa en interpretación con el método Stanilawsky. Otros centros son el de Portugalete, o el TAE de Donostia con acento en interpretación en euskera.

En enseñanzas regladas de Danza, existe un centro en Araba. El Conservatorio Municipal de Danza “José Uruñuela” (60 alumnos/as) imparte el Grado Elemental en Danza Clásica (4 cursos), y, de más reciente implantación, el Grado Medio (reglado de 6 cursos). Artebi (80 alumnos/as) en Bilbao ofrece cursos de Música, Danza, Teatro y Guión. En Danza imparte el Grado Elemental (reglado y no reglado), el Grado Medio (no reglado) y Cursos para niños/as, para adultos y para formación continua de profesorado. Asimismo, en Donosita está la Escuela Municipal de Música y danza.

En el Grado Elemental de Danza, coincide el alumnado que busca entretenimiento (los más) y quienes requieren un aprendizaje básico para estudiar después fuera del País Vasco.

En Navarra está la Escuela Específica de Danza de Navarra (centro público) en enseñanza no reglada para la danza clásica y la danza española en los grados elemental y medio con 180 alumnos/as.

En Iparralde está el CCN- Ballet de Biarritz con una pequeña estructura de formación de bailarines.

Además hay que sumar las múltiples (más de 70) academias de danza en la CAV.

III.-CONDICIONES DE PRODUCCIÓN Y CREACIÓN, DEMANDA Y OFERTA

3.1. Condiciones en teatro y danza[7]

Hay una importante tradición de escritura y representación teatral en euskera (Pedro Barrutia ya hace mas de tres siglos, Marcerlino Soroa, Toribio Alzaga, Piarres Larzabal, Daniel Landart..) y en castellano (Munibe, el afincado Alfonso Sastre, David Barbero, Ignacio Amestoy, Xabier Mendiguren, …).

Pero sobre todo llama la atención la efervescencia de producciones e interpretación con cargo a grupos ya desde los 60 (Jarrai, Txinpartak, Akelarre, Cómicos de la Legua, Denok, Orain, Bekereke, El Lebrel..) o en los 80 (Maskarada, Karraka, Kukubiltxo, Geroa..) y 90 (Ur -de Helena Pimenta, ganó el Premio Nacional de Teatro de España- , Markeline, Trapu Zaharra, Deabru Beltza, Tentación, Txalo, Paraíso, Bederen bat, Hika, Traspasos, Vaiven, Hortzmuga, Legaleon, Ados… y Ttanttaka (El Florido Pensil).

Ha sido frecuente que los mismos grupos realizaran versiones en euskera y castellano[8].

A sumar Pinpilinpauxa y el Teatro Estable de Navarra, o en Iparralde, el grupo Théatre Des Chimères en teatro profesional en francés.

Hay que constatar el peso adquirido por algunas empresas de producción que aseguran la continuidad del teatro, tras la desaparición de la experiencia productiva Arteszena (Teatro público de Gipuzkoa) y la aparición de Eskena como Asociación de Productoras. El sector presenta muchos proyectos de montaje anuales a subvención.

Se estiman en 73 las Compañías profesionales y en 81 las no profesionales totalizando 154, aunque serían unas 20 las que constituyen empresas dignas de tal nombre.

En la Asociación de Actores, de registro voluntario, se contabilizaban 254 en el 2000, calculándose en 245 los directores, técnicos, iluminadores… En 1999 el nº de espectadores del teatro en la CAV fue de 463.075 y de danza de 62.825 (aun bastante minoritario). Entre ambas se ejecutaron 1.822 funciones.

Tampoco hay que olvidar los importantes presupuestos públicos y de negocio que manejan los Ayuntamientos y los grandes equipamientos para el espectáculo.

Ese bullir teatral ha permitido el desarrollo de una larga lista de actores y actrices para las necesidades de la programación serial de EITB y del sistema televisivo central, así como para las frecuentes representaciones por los pueblos a través de la red Sarea. Esto es también base para el futuro profesorado de los estudios de postgrado en Artes Escénicas y para una eventual Arte Eszenikoen Euskal Goi Eskola- Escuela Superior Vasca de Artes Escénicas (AEEGE-ESVAE), habida cuenta que buena parte de ellos ostentan alguna licenciatura.

Hoy hay bastantes más locales, asistencia y representaciones teatrales que antaño. Se estiman en 94 en la CAV y en 162 en Navarra los recintos para representaciones escénicas Se calculan en 50 los espacios teatrales en Euskadi, de los que 20 funcionan con cierta regularidad. En relación al espectáculo mismo, se ve necesario el fortalecimiento de la Red Vasca de Teatros Sarea –que ya funciona con 36 espacios conectados–, la intensificación del uso de los espacios más potentes (Euskalduna, Kursaal, Victoria Eugenia, Principal…) y la proyección internacional de las artes vascas.

La revista Artez da cuenta de programaciones, críticas y eventos escénicos. El desaparecido programa de ETB Hau Komeria hizo una labor de atención cultural durante un tiempo.

El gusto del Pueblo Vasco por la danza, tanto en el ámbito popular como en su versión más artística, viene de antiguo. Las modalidades de danza, como en toda Europa, son tres: la tradicional, la clásica y la contemporánea.

La tradicional está vinculada en origen a celebraciones (ciclose la vida humana como nacimiento, boda…) o a los ciclos biológicos y económicos de la naturaleza en forma de actos festivos de invierno (regeneración del ciclo de la vida), de primavera (de prevención de plagas o desgracias), de verano (de consumación) y otoño (de honra a los difuntos)[9]. Pero el folclore y las danzas van cambiando con el tiempo y por muchos motivos –préstamos, abandonos, reapariciones, innovaciones…–, y más desde que la economía rural ha sido sustituida por la industrial y postindustrial. Ello lleva a ubicar hoy las danzas en otro concepto de lo festivo y lúdico.

El repertorio de danzas se cuenta por centenares de piezas, unas netamente diferenciadas y otras como variedades locales. Hay una amplia red de grupos de baile –en la mayoría de los pueblos existen grupos de danza donde se trabaja el baile vasco con espectáculos posteriores de cara al público local o de otra comarca– y escuelas no regladas de danza. El interés del público por la danza popular y tradicional es grande y parte sustancial de las fiestas populares. La mayoría de grupos de baile de Euskal Herria están agrupados en el Euskal Dantzarien Biltzarra que entre otros actos organiza anualmente el Dantzari Eguna (día de la danza vasca). Se celebran anualmente festivales de folclore internacional en Portugalete y Vitoria-Gasteiz.

Algunos coreógrafos o estudiosos como Segundo Olaeta antes, y Bittor Olaeta o Juan Antonio Urbeltz después, han hecho aportaciones interesantes al mundo de la danza clásica o profesional, teniendo como punto de partida el baile tradicional vasco[10]. Asimismo hay grupos como Kukai (Jon Maia) o Aukeran (Edu Muruamendiaraz) que partiendo del baile tradicional lo conectan con el baile clásico o contemporáneo.

Aunque en menor medida, la danza clásica tiene una buena acogida en los teatros. Sin embargo, se carece de una estructura organizada que facilite la carrera profesional en el mundo de la danza y de una aportación coreográfica significativa en el ámbito internacional. Como maestro de baile clásico con discípulos y discípulas bailando en los ballets internacionales destaca Jon Beitia.

Hay una significativa representación de bailarines vascos en compañías internacionales como Igor Yebra (bailarín invitado por las más importantes compañías y que tiene un proyecto de Academia en Bilbao), Lucía Lakarra (primera bailarina en el Ballet de la Opera de Munich), Asier Uriagereka (primer bailarín en el Ballet de Monte-Carlo), Mónica Zamora (primera bailarina en el Ballet Real de Birmingham), Leire Ortueta…

Tras la breve existencia del Ballet de Euskadi (Ballet Clásico) –era de carácter público- que desapareció por problemas de organización, sólo existe en Euskal Herria una compañía de nivel: el Ballet de Biarritz. Creado en 1988, tiene su centro coreográfico en la antigua Estación del Centro de Biarritz. Está dirigido por el coreógrafo Thierry Malandain. El ballet cuenta con 15 bailarines profesionales. Desde abril del 2000 la Diputación Foral de Gipuzkoa se ha incorporado financieramente a su patrocinio con dos proyectos: un Centro Coreográfico Transfronterizo y un Ballet junior.

En danza contemporánea, hay algunas experiencias de compañías profesionales (caso de Damián Muñoz) o semiprofesionales, destacando La Fundición como sala de programación y como entidad organizadora, por ejemplo, del Dantzaldia en Bilbao.

La apertura, hace diez años, de ayudas a las propuestas coreográficas ha permitido que haya, al menos, tres líneas en desarrollo: la “Muestra Coreográfica de Euskadi” para la línea amateur; la “Plataforma de Danza” en la que profesionales del sector tienen la oportunidad de mostrar sus trabajos; y un “Circuito de Danza Contemporánea” como iniciativa para fomentar la difusión de las obras, que es el punto débil de la creación coreográfica actual. Una futura puesta en marcha de centros coreográficos en cada provincia podría contribuir a paliar los déficits constatables en este ámbito.

3.2. La demanda

¿Hay salidas para unos estudios reglados superiores?.

Sí y desde múltiples instancias. Son otros tantos nichos y yacimientos de empleo, la demanda de profesionales del espectáculo o de la presentación desde el lado de ETB, de las TV locales o de las futuras TDT locales, la producción para TV en toda clase de géneros, la producción de cine, las compañías de teatro, el sistema educativo en su doble vertiente de materias artísticas desde los primeros ciclos de la enseñanza y el bachillerato artístico a implantar en algún grado en cada territorio, la demanda de expresiones artísticas en euskera, la gran ampliación de la oferta de espectáculos en múltiples equipamientos de nueva creación, la identificación de la era postindustrial con la proliferación de creaciones artísticas y la elevación del conocimiento cultural social, la necesidad de líneas de investigación al respecto…

Y como tirón de esa demanda se da un importante crecimiento de las producciones y espectáculos en vivo con crecientes niveles de asistencia controladas por la SGAE –somos una de las comunidades con más asistencia a espectáculos- así como la proliferación de producciones para cine y, sobre todo, TV.

3.3. La oferta

Hay, al menos, cinco factores potenciales para una oferta docente de calidad.

Tras la desaparición del Antzerti –llamada a ser en su día la Escuela de Arte Dramático y Centro de producción al mismo tiempo- dejó paso a las escuelas de Getxo, Basauri (hoy desaparecida), Gasteiz, Barakaldo, Errenteria, Bilbao…. Por otra parte están el centro de producción Sarobe, en Urnieta, y la Fábrica de Teatro Imaginario (Bilbao) como laboratorio de técnicas teatrales. Es seguro que parte del profesorado ahí formado es susceptible de dar el salto a una Escuela Superior. En Danza cabe decir lo propio, con más énfasis si cabe, dada la tradición popular y el número de centros[11].

Hay, por lo tanto, una cierta experiencia pedagógica y, además, las titulaciones de muchas personas del mundo del teatro son licenciaturas, que constituyen el requisito legal, sin que se exija de partida que sea en un determinado campo.

 A ello hay que sumar tres factores:

A) La larga experiencia profesional de las gentes del teatro y cuyo eventual reciclaje para el sistema estable o temporal o temático de enseñanza ofrece un colchón de seguridad.

B) El inicio con cierta celeridad de cursos de postgrado sobre temáticas teatrales en la Universidad puede preparar futuro profesorado tanto para el propio post-grado como para la AEEGE-ESVAE. También posteriormente, contribuirán los estudios de postgrado y las líneas de investigación a la acumulación y actualización del saber escénico

C) El actual profesorado de varias Facultades trata materias teóricas relacionadas con las artes escénicas.

IV. SITUACION LEGAL

4.1. Estructura de los estudios

En el proyecto a punto de aprobarse de nueva Ley Orgánica de Educación (LOE), es al Gobierno español a quien corresponde –tras oir a las CCAA y al Consejo Superior de Enseñanzas Artísticas (órgano consultivo de nueva creación vinculado al MEC)- definir la estructura y el contenido básico de los diferentes estudios de enseñanzas artísticas superiores, así como las condiciones para la oferta de estudios de postgrado en los centros de enseñanzas artísticas superiores con títulos equivalentes a los títulos universitarios de postgrado. Los estudios superiores de arte dramático se cursarán en las escuelas superiores de arte dramático y las de danza en escuelas superiores de danza (art 58 del proyecto de LOE).

Se supone que ello no es óbice para que mientras estructura y contenidos no se definan, cada Comunidad Autónoma pueda definir sus propios estudios conforme a la LOE y a la tradición de las Escuelas vigentes.

Las enseñanzas de Arte Dramático, dice el art. 55, “comprenderán un solo grado superior, de duración adaptada a las características de estas enseñanzas”, y al que se podrá acceder si se está “en posesión del título de Bachiller” y se supera una prueba específica. Superadas las enseñanzas se obtendría “el título Superior de Arte Dramático, equivalente a todos los efectos al titulo universitario de Licenciado o el título de Grado correspondiente”.

A diferencia de otros estudios, en Arte Dramático no hay otras enseñanzas regladas. Ni elementales (las hay de música y danza) ni profesionales (las hay en música, danza, artes plásticas o diseño). Hay un solo título y es Superior. A todas las otras enseñanzas aunque tengan también enseñanzas artísticas superiores, les preceden enseñanzas elementales y/o profesionales.

 El curriculum está pendiente de un desarrollo normativo, con la participación del “Consejo Superior de Enseñanzas Artísticas”. A diferencia de la LOGSE de 1990, ya no se tasan necesariamente en cuatro años los estudios de Arte Dramático, aunque será lo normal, y ya no es posible acceder sin el bachillerato.

En Danza –al igual que en Música- existirán cuatro niveles: no reglados, elementales, profesionales y superiores.

a) El nivel no reglado se imparte en escuelas específicas y no da lugar a titulo con validez académica o profesional alguna, y cada Administración educativa lo regulará sin limitaciones de edad ni de estructura (art 48.3).

b) Las enseñanzas elementales tendrán las características y la organización que las Administraciones educativas determinen” (art 48.1)

c) Las enseñanzas profesionales son de seis cursos de duración, dando lugar a un “título profesional” (art 50.1). Excepcionalmente y con autorización del profesorado cabrá matricularse en más de un curso (art. 48.2). Se ha de superar una prueba de acceso. Asimismo podrá accederse igualmente a cada curso sin haber superado los anteriores siempre que, a través de una prueba, el aspirante demuestre tener los conocimientos necesarios para cursar con aprovechamiento las enseñanzas correspondientes. Por otra parte, el alumnado al finalizar las enseñanzas profesionales de música o danza, “obtendrá el título de Bachiller si supera las materias comunes del bachillerato, aunque no haya realizado el bachillerato de la modalidad de artes en su vía específica de música y danza” (art 50.2).

d) Para acceder a los estudios superiores de danza se requiere el título de Bachiller o disponer del “título profesional” (sin la parte común de bachillerato) y superar una prueba específica. Superadas las enseñanzas se obtendría “el título Superior de Danza” en la especialidad de que se trate, equivalente a todos los efectos al título universitario de Licenciado o el título de Grado.

La nueva normativa probablemente obligará a la actualización del real Decreto 754/1992 del Currículo de Enseñanzas de Arte Dramático que preveía cuatro especialidades: Dirección de Escena, Dramaturgia (dos opciones: dirección de escena y formación de especialistas en Dramaturgia o teoría teatral), Escenografía e Interpretación (con cuatro opciones: textual, gestual, de Objetos y musical)

4.2. Una conexión con el Currículo Vasco- Euskal Curriculuma

Curiosamente, el debate abierto sobre la necesidad y conformación unitaria de un Currículo Vasco- Euskal Curriculuma ofrece la gran oportunidad, por una parte, de repensar la parte de las materias artísticas también en el sistema convencional obligatorio y, por otra parte, quizás la puesta en pie de un bachillerato artístico sólido, al menos con un centro en cada capital de territorio, siendo ideal en la modalidad de un centro integrado de bachillerato común y artístico.

Así lo recomienda el art 47 de la LOE cuando dice que “Las Administraciones educativas facilitarán la posibilidad de cursar simultáneamente las enseñanzas artísticas profesionales y la educación secundaria”. En la actualidad, tomadas por separado, suponen una presión excesiva para el alumnado, por lo que pocos lo intentan. Y en cambio, se podría canalizar puesto que se autoriza a las autoridades a “adoptar las oportunas medidas de organización y de ordenación académica que incluirán, entre otras, las convalidaciones y la creación de centros integrados” [12].

Refiriéndose a todo el Estado, Burutxaga dice (2002:84)

“Quizás, el problema radique en la poca potenciación del Bachillerato Artístico y la escasa flexibilidad con que se ha aplicado, ya que limita su orientación hacia los estudios de Bellas Artes, dejando de lado otros lenguajes artísticos, como la Danza, el Teatro, la Música. Este hecho es especialmente significativo en el caso del Teatro, ya que al no existir un Grado Elemental y Medio y tener esta disciplina muy escasa presencia en los currículos de la Educación Primaria y Secundaria, la orientación profesional hacia el Arte Dramático se produce por razones extra-académicas”.

4.3. Profesorado

Para ejercer la docencia en las enseñanzas artísticas (artículo 96) el profesorado estará en posesión del título de Licenciado, Ingeniero o Arquitecto, o del título de Grado correspondiente o titulación equivalente a efectos de docencia, sin perjuicio de la habilitación de otras titulaciones que, a efectos de docencia, pudiera establecer el Gobierno español para determinados módulos, previa consulta a las Comunidades Autónomas.

En el caso de las enseñanzas artísticas profesionales se requerirá, asimismo, la formación pedagógica y didáctica (artículo 100) que el Gobierno español establezca para cada enseñanza y que desarrollarán las universidades, como hoy se hace con el CAP.

En la regulación de las enseñanzas artísticas superiores el Gobierno español, previa consulta a las Comunidades Autónomas, podrá incluir otras exigencias para el profesorado. Excepcionalmente, para determinados módulos o materias, se podrán incorporar como profesores especialistas -atendiendo a su cualificación y a las necesidades del sistema educativo- a profesionales no titulados, incluso extranjeros, que desarrollen su actividad en el ámbito laboral. Dicha incorporación se realizará en régimen laboral o administrativo, pudiendo regular el Gobierno siempre español, previa consulta a las Comunidades Autónomas, la figura de profesor emérito.

En la Dispos. Adic. 7ª se indica -para lo que aquí nos interesa- que en la función pública docente se dan los siguientes cuerpos funcionariales:

 a) el cuerpo de profesores de música y artes escénicas, desempeñará sus funciones en las enseñanzas elementales y profesionales de música y danza, en las enseñanzas de arte dramático y, en su caso, en aquellas materias de las enseñanzas superiores de música y danza o de la modalidad de artes del bachillerato que se determinen.

b) El cuerpo de catedráticos de música y artes escénicas, desempeñará sus funciones en las enseñanzas superiores de música y danza y en las de arte dramático. Estos funcionarios tendrán (Dispos. Adic 8ª) un carácter preferente en varios aspectos[13].

El sistema de ingreso (DA 11ª) en esos cuerpos será el concurso-oposición[14]. Asimismo, indica que habrá una fase de prácticas.

Para acceder al cuerpo de catedráticos de música y artes escénicas (DA 10ª) será necesario: pertenecer al cuerpo de profesores de música y artes escénicas; estar en posesión del título de Doctor, Licenciado, Arquitecto, Ingeniero o Grado correspondiente o titulación equivalente, a efectos de docencia; superar el correspondiente proceso selectivo; y una antigüedad mínima de 8 años en el cuerpo correspondiente como funcionario de carrera (DA 11.2).

El Gobierno, previa consulta a las Comunidades Autónomas, establecerá las condiciones para permitir el ingreso en el cuerpo de catedráticos de música y artes escénicas, mediante concurso de méritos, a personalidades de reconocido prestigio en sus respectivos campos profesionales.

Por su parte, para el ingreso a los cuerpos de profesores de música y artes escénicas también será necesario estar en posesión de esos mismos títulos y, además, la formación pedagógica y didáctica a la que se refiere el artículo 100.2 de esta Ley –equivalente al CAP- así como superar el correspondiente proceso selectivo.

4.4. Requisitos mínimos para la apertura de un centro de enseñanza artística

Según el Real-decreto 389/1992 de 15 de abril, (BOE 28 de abril de 1992) todos los centros requieren autorización administrativa para su implantación.

a) En danza elemental reglada

Los centros elementales contarán al menos con 80 puestos escolares, una serie determinada de locales con unos mínimos de metros cuadrados tasados por la normativa, impartirá al menos una especialidad y tendrá una relación numérica profesor/ alumnado de 1/20.

b) En danza profesional reglada

Estos centros contarán al menos con 90 puestos escolares, una serie determinada de locales con unos mínimos de metros cuadrados tasados, más exigentes que en el grado elemental, impartirá al menos una especialidad y cumplirá un ratio profesor/ alumnado de 1/15 (en clases prácticas) y 1/30 (en teóricas).

c) En danza superior

Estos centros contarán al menos 100 puestos escolares, una serie determinada de locales con unos mínimos de metros cuadrados tasados aún más exigentes (teatro, salas de lecturas, seminarios….) que en grados anteriores y cubrirá un índice profesor/ alumnado de 1/25.

d) Centro superior de arte dramático

Se impartirán al menos dos especialidades, siendo una de ellas de interpretación. Estos centros contarán al menos con 90 puestos escolares, una serie exigente de locales y metros cuadrados mínimos tasados (teatro, salas de lecturas, seminarios, almacén, cinco tipos de aulas según funciones, taller de escenografía y otro de vestuario….) y una relación numérica profesor/ alumnado de 1/12 en enseñanzas prácticas y 1/24 en teóricas.

V.- PROPUESTA

  • 5.1. Proyecto global a corto y medio plazo
  • Visto el cuadro general, lo razonable es definir ya un proyecto global que, en si mismo, sería una decisión estratégica, y en torno a los cinco ámbitos distintos (postgrado, investigación, centro superior, enseñanza artística en el sistema educativo obligatorio y el bachillerato artístico) y cuyo proceso de implantación también se diferenciaría en a corto, a corto-medio o en a medio-largo plazo.
  •  
  •  La secuencia de implantación no respondería al modelo constructivo general (que suele ser empezar por los cimientos) sino a un sistema modular y por distintos ángulos, partiendo de posibilidades y oportunidades, pero teniendo en mente el conjunto y sabiendo que con el tiempo todas las piezas habrán de encajar porque responderían a un diseño único y retroalimentado.
  •  
  • La secuencia de implantación sería, además, la contraria al orden de importancia, puesto que iría de menor a mayor, puesto que lo más importante, costoso y tardío sería la eventual –si así se considerara- mejora de las enseñanzas artísticas en todo el sistema educativo obligatorio y del bachillerato.

            Varios grupos comisionados (4) podrían abordar el inicio de distintas misiones paralelas y coordinadas: grupo reflexivo y estratégico sobre el conjunto de la problemática y con agentes representativos del mundo educativo; grupo universitario para el postgrado; grupo para el proyecto de centro superior y su currículo; y grupo para la eventual –si así se considerara- mejora de las enseñanzas artísticas en el sistema educativo obligatorio y del bachillerato artístico, incluido su currículo.

  • Hay cinco ejes de trabajo y ejecución:

1. Definir en breve un proyecto global genérico sobre el conjunto de temas, pudiendo desarrollar en profundidad algunos temas, y de forma más enunciativa aunque también estratégica y decisoria, otros. Contendría unos calendarios diferenciados para los planes de implantación de las cinco temáticas a desarrollar, las secuencias y ritmos del proceso y que requerirá logísticas maduradas y consensuadas para hacerlo con garantías y posibilidades.

  • 2. Paralelamente, un rápido estudio de viabilidad general sobre el AEEGE-ESVAE[15] que podría ayudar a tomar las decisiones estratégicas pertinentes, en su caso , en forma de proyecto de Escuela Superior Vasca de Artes Escénicas- Arte Eszenikoen Euskal Goi Eskola- (AEEGE-ESVAE), y en el a corto-medio podría iniciarse su implantación. Podría estar adscrito como tal centro a la UPV-EHU, ubicarse en Leioa en las grandes instalaciones que abandone Medicina, y depender de un Instituto o Fundación como se indica después, cuya puesta en marcha habría de iniciarse paralelamente.
  •  
  • Para su implantación habría de realizarse previamente el siguiente recorrido: definir campos y especialidades; definir desde el Departamento de Educación el Currículo para esa AEEGE-ESVAE; determinar si ha de tener una única línea bilingüe y con preferencia para el euskera en interpretación y dos líneas, en euskera y castellano, en Dirección, o bien se opta por otro modelo; definir ubicaciones, indicar memoria de necesidades en infraestructura, equipamiento, instalaciones, profesorado; nombrar la estructura tractora y equipos directivos; modo de reclutamiento de profesorado…
  •  
  • 3. De modo urgente, definir y poner en marcha para el curso 2006-07 un postgrado más amplio que el actual y de calidad garantizada en Leioa, tomando como base el preexistente. Aunque inicialmente se siga impartiendo en BBAA podría trasladarse a otro recinto del Campus en Leioa en la medida que queden espacios libres por, ejemplo, por desplazamiento de la sede de alguna Facultad como Medicina a Basurto (Bilbao).
  •  
  • 4. A corto plazo, apertura de una línea de investigación en Artes del Espectáculo con apelación a los Departamentos universitarios vinculados a Humanidades, a Artes y a Ciencias Sociales que pudieran realizar investigaciones aplicadas a ese ámbito. Paralelamente a estas dos líneas y para poder encarar la siguiente, se pondría en marcha la estructura jurídica para acometerla.
  •  
  • 5. Lo más complejo, con diferencia, y cuyo desarrollo por fuerza sería en el medio-largo plazo, es el chequeo y la eventual revisión de las enseñanzas artísticas en el sistema educativo obligatorio y del bachillerato artístico, incluido su currículo,mediante un proyecto  que podría ir en la reflexión  del Curriculum Vasco o no, en función del destino de éste

 5.2. Postgrados y Estudios Superiores

En lo relativo a oferta formativa reglada parecen razonables los objetivos contemplados en Burutxaga (pg 181 y ss.) y la dinámica consiguiente de implantación de estudios, aprobación de currículos y normas para la regulación administrativa y académica.

  •             Con todo el tiempo no pasa en balde para la emergencia de los agentes. En el tiempo de aquella propuesta que tenía como eje un Instituto de Artes Escénicas (para enseñanzas regladas superiores de Teatro y Danza, iniciando el camino en Interpretación y Dirección de escena y, en una segunda fase, en otras disciplinas como Escenografía, Dramaturgia o Interpretación gestual, y solo después el Tercer Ciclo Universitario, y asumiendo también el ciclo medio de danza) ni por asomo aparecía la emergencia de la EHU-UPV como agente impulsor capaz de conciliar intereses, procesos, ubicaciones y parte de financiaciones.

Ciertamente hay que constatar el fondo de lo que Burutxaga señala (pg 110):

“Los argumentos que reivindican la especificidad de estas enseñanzas son sólidos. Universidad y Centros Superiores pueden tener objetivos complementarios. Si de lo que se trata es de formar analistas y estudiosos de las Artes Escénicas, la metodología universitaria será, sin duda, la más adecuada, mientras que la formación para la práctica escénica ha de combinar el rigor metodológico con la proximidad, la atención personalizada y una forma de trabajo más “artesanal” y muy distanciada de la masificación actual de la Universidad.

La difícil profesión de las Artes Escénicas requiere, en nuestro contexto, no solo el dominio de una serie de técnicas y una formación cultural y artística extensa, sino la adquisición de habilidades específicas: creatividad, espíritu cooperativo, conocimiento y vinculación al medio en que los actores y bailarines ha de desarrollar su trabajo.

El reto consiste, precisamente, en idear centros de formación muy cohesionados y atentos a la evolución de las formas de producción de las artes y que pongan todo su empeño no solo en la formación de su alumnado, sino en facilitarle la difícil inserción laboral. Este espíritu encaja mejor con las pequeñas ymedianas estructuras dinámicas, poco institucionalizadas, que con las grandes Facultades Universitarias, necesariamente más burocratizadas”.

  • Ello es coherente con un intenso desarrollo de los postgrados en la Universidad que es la única facultada para hacerlos con calidad. En efecto, en la actualidad y por segundo año consecutivo, se emite un título propio de postgrado y de especialista universitario en “Teatro y Artes escénicas “en la Facultad de Bellas Artes, con un profesorado cuya mitad es de la UPV-EHU y la otra mitad de otros centros especializados o de la profesión. Imparten, de octubre a junio, 255 horas a un grupo de 12 a 23 alumnos sobre interpretación y espacio escénico. El coste es de 1.759 euros de matrícula.
  • Esa experiencia ha servido para que el Vicerrectorado de Campus de Bizkaia (animado por Iñaki Goirizelaia y Patxi Azpillaga), y con el impulso del Rectorado, se plantee nuevos y más ambiciosos objetivos de postgrado, con la participación de otras Facultades (Ciencias Sociales y de la Comunicación), pudiendo desde un solo Tercer Ciclo de postgrado, ofrecer masters distintos mediante combinatorias[16].

No hay que olvidar que se trata de enseñanzas costosas por alumno/a, por su alto ratio de profesores /alumnos y con un limitado alumnado en enseñanza personalizada. Ahorrar en el contenedor –el edificio– utilizando los disponibles parece razonable. Las instalaciones no son, en cambio, muy costosas, aunque su combinación con elementos del audiovisual las encarecen aunque no tanto como los propios de una Facultad de Comunicación o de Bellas Artes.

  • 5.3. Aspecto Jurídico: Instituto o Institutos o Instituto Universitario en Fundación
  • La Institución a crear para acometer los tres primeros ejes sería un Instituto o Fundación de Artes Escénicas (o de Artes y Ciencias del Espectáculo).
  •  
  • Con todo, habrá que estudiar si la figura más apropiada es un Instituto Universitario que pilote los tres proyectos de estudios superiores y postgrados –determinar sus ventajas e inconvenientes- o un Instituto o Fundación más amplia en la que participen dicho Instituto Universitario (por ser más apto a organizar un Tercer Ciclo o postgrado) y otras instituciones que como Diputación (caso Barcelona) o Educación, estarán más interesadas en una de las tres líneas de trabajo (Estudios Superiores en artes escénicas).
  •  
  • En cualquier se trata de acertar en la naturaleza jurídica de dicho institución tractora que debería combinar el rigor temático de un Instituto Universitario y la flexibilidad operativa, decisional y de participación de distintas instituciones como se suele dar en Fundaciones con varios agentes decisorios y más cuando algunos de ellos (Diputación y Departamento de Educación del EJ-GV), por la naturaleza no exactamente universitaria de una parte de los estudios (no incluibles en el presupuesto ordinario de la UPV.-EHU) tendrán que contribuir económicamente en cierta medida.
  •  
  • 5.4 Aspectos de logística de la AEEGE-ESVAE
  •  
  • En ningún caso el AEEGE-ESVAE podría iniciarse la implantación con todas las especialidades. Lo razonable sería hacerlo de modo gradual y planificado.
  •  
  • En principio no parece necesario incluir el ciclo Medio de Danza en la AEEGE-ESVAE[17]. Igualmente está pendiente de determinar si habría, con el tiempo, una sección de oficios técnicos o no y, si la hubiera, en qué fase debería aparecer.

Respecto a los costes de la AEEGE-ESVAE[18] obviamente hay que hacer un estudio ad hoc detallado. Si el número de puestos escolares a ofertar fuera de 200-250 y el coste por alumno fuera de unos 11.000 euros /año (Barcelona 15.000 euros) para profesorado, funcionamiento y estructura, supondría 2.200.000-2.650.000 euros/ año. El coste de edificio sería bajo (acondicionar Medicina y el Aula Magna serviría para grandes representaciones) y la inversión en instalaciones y equipos podría estimarse en unos 2 millones a amortizar en varios años (el equipamiento general de la gran Real Escuela de Madrid supuso una inversión de 2,4 millones de Euros).

                                                               Kultura Saila (R.Z. 15-3-06)

 



[1] Así en el DZ de la Diputación de Bizkaia se imparten Masters en Gestión de Diseño o en Diseño de Producto para titulados superiores. También se imparten cursos de formación profesional (acuerdo con INEM) en técnicas auxiliares de diseño industrial como son “Maquetas, modelos y prototipos” o “Introducción a la multimedia” (440 horas). El CETIC -Centro de Tecnologías de la Información y la Comunicación- del Departamento de Promoción Económica del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ofrece cursos en Diseño Gráfico, Diseño técnico o Diseño gráfico para entorno web, para Titulados Superiores afines y Titulados Medios y Ciclos Formativos de Grado Superior.

[2] El breve informe que presento es deudor de los análisis del estudio que Santi Burutxaga hizo por encargo de la Consejería de Educación en el 2002 titulado “Un instituto de Artes Escénica para el País Vasco” y que mantiene mucha de su actualidad, excepción hecha naturalmente de los cambios legales y de situación que se han producido en estos tres años y medio.

[3] Burutxaga ob.cit., pg. 92

[4] “En Navarra funciona desde hace años la Escuela Navarra de Teatro/ Nafarroako Antzerki Eskola, dependiente del Departamento de Educación y Cultura del Gobierno de Navarra. Imparte, sin titulación oficial, tres años académicos de Arte Dramático en la especialidad de Teatro de Texto. Sus áreas de conocimiento son: Interpretación, Teoría, Técnicas de la Voz, Técnicas Corporales. También tiene talleres para niños, jóvenes y adultos en euskera y castellano y organiza talleres de Teatro en Colegios Públicos de Educación Primaria patrocinados por la Dirección de Educación del Ayuntamiento de Pamplona.

De parecidas características es la Escuela Superior de Arte Dramático de Cantabria, que imparte, sin titulación oficial, cuatro cursos de Arte Dramático, siguiendo el modelo de la LOGSE. Existen, también, Escuelas de Arte Dramático en Burgos (municipal), Asturias (Instituto de Teatro y de las Artes Escénicas del Principado de Asturias-ITAE) y León. Estas dos últimas imparten el currículo de la LOGSE y están a la espera de ser homologadas”. En Burutxaga, ob. cit. pg 141.

[5] Resultados Detallados del curso 2004-2005 de la Estadística de las Enseñanzas no universitarias: www.mec.es

[6] Con picos por arriba en Madrid (alumnado 356 y profesorado 64) y por abajo en Valencia (profesorado 21 y alumnado 91).

[7] Resumido de R. Zallo “Introducción a Euskal Herria y su Cultura”, en imprenta.

[8] Ver Bernués, Fernando, Teatro Ponencia en Plan Vasco de la Cultura; y Gil, Carlos, El teatro profesional desde su creación hasta la fecha en Actas Congreso de Eusko Ikaskuntza EI-SEV, 2001.

[9] Fernández de Larrinoa, Kepa, Calendario de fiestas y danzas tradicionales en el País Vasco. Departamento de Cultura del Gobierno Vasco. Vitoria-Gasteiz, 2003.

[10] Goirizelaia, Euskal Balleta. Ponencia en el Plan Vasco de la Cultura. Febrero 2003.

[11] Recientemente se informaba (El País 12-3-06) que había un proyecto de Centro Superior de Danza en Irún que finalmente se ha abandonado. La responsable (Myriam Arkaia) alegaba que “el Gobierno vasco aun no ha aprobado el (plan de estudios) que corresponde a ese grado de enseñanza”. El carácter casi secreto de proyecto tan ambicioso incluso entre las propias instancias interesadas quizás también haya tenido algo que ver.

[12] En la actualidad, en los casos más avanzados se resuelve el temamediante convenios entre un Instituto (por ejemplo, el J. M. Barandiaran de Leioa o el Miguel de Unamuno de Bilbao) con el Conservatorio local.

[13] En la dirección de proyectos de innovación e investigación didáctica de la propia especialidad del centro; en la jefatura de los departamentos de coordinación didáctica y orientación; en la dirección de la formación en prácticas de los profesores de nuevo ingreso; en la coordinación de los programas de formación continua del profesorado; y en la presidencia de los tribunales de acceso y de ingreso en los respectivos cuerpos de catedráticos.

[14] Convocado por la correspondiente Administración educativa, se valora, en la fase de concurso, la formación académica y experiencia docente, y en la fase de oposición, la posesión de conocimientos específicos, aptitud pedagógica y el dominio de las técnicas necesarias para la docencia.

[15] Para hacerlo rápido y a bajo coste se le puede encargar directamente a un dúo de personas formado por Burutxaga (conoce la profesión y la enseñanza) actualizando información y problemas conforme al proyecto que se defina y por algún experto/a en estimaciones de costes en proyectos

  • [16] Este ámbito ya lo están explorando por encargo del Vicerrectorado dos profesores (Pedro Barea y Iosu Rekalde) pertenecientes a Comunicación y Bellas Artes respectivamente, critico teatral el uno y realizador videocreativo el otro.

[17] Burutxaga proponía su inclusión pero no parece conveniente por las siguientes razones: a) es un plano a descargar en instituciones más aptas por su nivel; b) se trata de acercar el modelo de AEEGE-ESVAE a un modelo lo más parecido a unos estudios universitarios (aunque prácticos) y no con un alumnado demasiado adolescente; y c) ya están haciendo esa apuesta tanto la José Uruñuela en Gasteiz (ya reglado) como Artebi (aún sin reglar), lo que no hace razonable competir en ese nivel.

[18] Tomo datos de Burutxaga pero con cambios en oferta. En lugar de 360 de alumnado, los mínimos legales sumando las dos líneas de danza y arte dramático sería de 250.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>